Las Dos Promesas hechas a mi padre: Cuidar su Familia y su Tierra.

El Río de la Vida: mis padres, la canoa y yo.Y cuando tu mirada retorne a tu interior, volverá la Canoa Invisible a conducirte al Río de la Transformación

martes, 30 de diciembre de 2008

NO SOMOS UN CUERPO QUE CONTIENE UN ALMA, SOMOS SERES ESPIRITUALES VIVIENDO, OCASIONALEMENTE, UNA EXPERIENCIA HUMANA


2 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Hola, me gustó lo que trasnmite tu espacio... bellisimo.

Comparto mucho.

Te abrazo
MentesSueltas

YOGUI DE MONTAÑA dijo...

Te abrazo yo también, mentes sueltas.
KORIKI,KORIKI,KORIKI: la fuerza de la felicidad para ti.